Finaliza el curso de “Especialista en queserías” en el Ifapa de Hinojosa del Duque

09-01-2020

Diecisite alumnos terminan su formación como “Especialista en queserías” en el Ifapa de Hinojosa del Duque

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa), ha llevado a cabo en su centro de Hinojosa del Duque (Córdoba) una nueva edición del curso de “Especialista en queserías” en el que han participado 17 alumnos.

En una nota de prensa la Consejería, de estos diecisiete, cuatro ya disponían de empresa quesera y querían elevar sus competencias profesionales, dos disponen de una red de comercialización de quesos y otros productos lácteos, siete han iniciado los pasos para la constitución de una nueva empresa y el resto se incorporará por cuenta ajena.

La Junta realza que esta actuación permite dar respuesta a los distintos objetivos del programa, como la empleabilidad, la implicación medioambiental y social, su capacidad de adaptación a las necesidades del sector lácteo artesanal y su carácter innovador. De esta forma, ve en el curso un “referente vertebrador” de la cadena de valor de la producción de caprino de leche y un avance en el terreno de la profesionalización del sector lácteo artesanal mediante la experimentación, la divulgación y el asesoramiento técnico.

Además, afirma que se trata de una apuesta firme por la formación de jóvenes empresarios ganaderos, al tiempo que es una manera de aumentar el valor añadido de nuestros productos, de evitar el carácter perecedero de la leche transformándola en queso y una importante manera de favorecer el relevo generacional en la ganadería evitando la despoblación de las zonas rurales tradicionalmente ganaderas.

Este curso es la continuación del anterior programa de maestro quesero una vez que se ha ampliado su contenido teórico práctico de siete a once módulos, incluyendo la formación práctica en empresas colaboradoras y sobre comercialización y asociacionismo quesero. En el actual itinerario formativo se incluyen además contenidos sobre prevención de riesgos laborales, incidencia medioambiental de la industria láctea y diversificación de nuevos productos lácteos. Además, durante este periodo ha aumentado considerablemente el número de empresas de trasformación artesanal en Andalucía, cifra que asciende a día de hoy a 115, según datos de la Junta.

Para la formación práctica, el Centro Ifapa de Hinojosa del Duque cuenta con una planta piloto de lácteos de 320 metros cuadrados distribuidos en el laboratorio de control de calidad, zona de producción y otras dependencias, y está dotada de distinta tipología de instalaciones y equipos para diferentes tecnologías y volúmenes de producción.

Además de esta acción docente, en esta planta también se lleva a cabo una labor constante de experimentación en nuevos productos lácteos artesanales en Andalucía, tales como los quesos de coagulación láctica, yogur de cabra natural, quesos con aditivos en pasta de origen animal y vegetal, cremas de quesos fundidos con aditivos naturales, quesos funcionales y con etiqueta limpia y otros productos tradicionales de otras regiones, pero adaptados a las características de la leche de las razas autóctonas andaluzas. Posteriormente, se realiza una labor de transferencia de tecnología a las empresas andaluzas del sector, que la incorporan a su catálogo comercial y permiten la diversificación de su producción.

Algunas de estas empresas han obtenido premios en certámenes nacionales e internacionales de quesos, lo que indica la buena salud de este sector en Andalucía y su enorme potencial.

Desde que abrió sus puertas, la planta piloto de lácteos del Centro Ifapa de Hinojosa del Duque, ha formado a 570 alumnos, 318 hombres y 252 mujeres, principalmente de Andalucía, pero también de otras comunidades autónomas, como Castilla La-Mancha, Extremadura, Canarias, Murcia o País Vasco. En los últimos diez años, el 54% de los alumnos han sido ganaderos -el 89% de caprino de leche- con una edad media de 35 años, una experiencia previa de cinco años y un nivel de estudios diverso, que abarca desde los estudios básicos obligatorios hasta los titulados universitarios.

Del porcentaje de ganaderos que completaron el programa formativo, el 52% constituyó una nueva empresa en el sector lácteo permitiendo la creación de nuevos puestos de trabajo contribuyendo con ello a la fijación de la población al territorio.

Además, la transformación de la propia producción de leche ha supuesto para el ganadero la ruta hacia la viabilidad de la explotación de caprino y de la quesería artesanal o de granja.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario