Edificios históricos

Catedral de la Sierra

La Parroquia de San Juan Bautista es conocida como Catedral de la Sierra por lo que lo de Catedral es un eufemismo ya que no pasa de una simple parroquia. Monumento Nacional por Real Decreto de 5 de febrero de 1981. Templo majestuoso de bello porte, construido en el siglo XVI.

Son varios los estilos arquitectónicos que en ella figuran, su gran portada plateresca, sus naves de estilo gótico flamígero y su bajo coro románico.

Hernán Ruiz, el Viejo, comenzó la obra de su magnífica portada, bellísima muestra del plateresco. El proyecto final fue dirigido por Hernán Ruiz, el Joven. Sus columnas estriadas, capiteles corintios, sus frisos finamente labrados, forman un conjunto artístico y armonioso por su equilibrio y grandeza.

Su nave central posee un artesonado único, de traza [[Mudéjar] y las naves laterales aparecen cubiertas con bóvedas de crucería Gótica.

El baptisterio es la capilla más interesante de esta grandiosa Catedral de granito. De estilo plateresco con bóveda vaída y de una finísima y delicada decoración.

La torre, esbelta y majestuosa está compuesta de un primer cuerpo gótico. Se concluyó, en su parte más esencial, finalizando el siglo XVI. Es un magnífico precedente arquitectónico ignorado hasta ahora, de la torre de la Mezquita-Catedral de Córdoba, construida diez años después. Se inició su construcción en el siglo XVI.

Parroquia de San Isidro Labrador

Dice el Padre Juan Ruiz, “que al crearse, en el Arreglo General de las Parroquias de la Diócesis de Córdoba de 1890 una Parroquia en esta Villa de Hinojosa del Duque con el título de San Isidro Labrador ésta se colocó interinamente en la Iglesia del Hospital de la Santa Caridad por tener algunas más condiciones de amplitud que la Ermita del Santo Titular”.

Su bóveda es de cañón con lunetos. La cúpula sobre el crucero tiene decoraciones mixtilíneas. La cabecera es de testero plano. La portada es adintelada con jambas de granito.Su torre rectangular es de un solo cuerpo.

Ermita de Santa Ana

Es prototipo de “iglesia serrana de la Mesta” de bello estilo gótico-renacentista. Es Monumento Histórico-Artístico.

Fue la primera parroquia de la villa. Dice la tradición que en el año de gracia de 1212, sus bóvedas cobijaron a Alfonso VIII y a sus huestes en Tedeum celebrado, en acción de gracia, días después de la Batalla de Navas de Tolosa, cuando iban de vuelta, camino a Toledo. Es entre todas las ermitas la más antigua. Está situada en el centro de la población. Posiblemente construida con las donaciones de los pastores del ganado transhumante.

Convento de las Madres Concepcionistas

Es una de las muchas fundaciones religiosas que realizó la familia Condal de los Sotomayor. El Papa Gregorio XIII en Breve otorgada el 15 de septiembre de 1573 concedió que “los dos Monasterios de monjas de la villa de Hinojosa del Duque, que es de este Condado de Belalcázar el uno de la advocación de la Madre de Dios y el otro de la Concepción se juntasen y hagan unión en el Monasterio que mandó fundar y hacer el muy ilustre señor don Luis de Sotomayor”. La iglesia fue consagrada el 28 de abril de 1693.

Es un edificio de airosa planta con lujo y de espectaculares contrafuertes enla fachada donde se abren dos portadas. La más antigua y artística es la flanqueada por esbeltas columnas. En el friso destacan los escudos de Sotomayor y Zúñiga. Lo más importante que tiene este Convento es su gran patio de 27 metros de lado con arcos sobre columnas de granito.

Ermita de la Virgen del Castillo

Sita en la plaza principal de la villa (Plaza de la Catedral). Ramírez de las Casas Deza comenta, “el título de esta imagen da a entender que fue trasladada del castillo que se demolió en este sitio”.

El Padre Juan Ruiz, en su obra histórica sobre esta villa, supone que hubo, en el lugar de la actual iglesia un castillo o torre. De todo ello no hay indicios. Su construcción comenzó sobre el siglo XV. Sirvió de iglesia a un antiguo beatorio o pequeño convento. Consta de una nave de estilo gótico. Su bello camarín, de estilo barroco, data del siglo XVII. Lo más hermoso y monumental de esta ermita es su preciosa ábside, que se contempla desde el exterior.

Ermita de San Sebastián

Esta ermita, fue sin duda el ejemplar más grandioso, en toda la provincia del tipo de iglesias serranas cubiertas, según el estudio publicado por Ortíz Juárez, Bernier y Nieto Cumplido en el Catálogo Artístico y Monumental de la Provincia de Córdoba. Su longitud llegaba a los 23 metros siendo su anchura 10 metros. Consta de siete arcos y su planta primitiva es de una sola nave sin ábside. Su antigüedad es paralela a la de la Ermita de Santa Ana.

Ermita de San Isidro Labrador

Ubicada en la calle del mismo nombre. Dice el Padre Juan Ruiz, “esta ermita forma una hermosa rotonda de estilo barroco; el 12 de septiembre de 1739 se obligaron, por escritura pública, a costear de sus bienes una ermita a San Isidro, un grupo de labradores de la villa”. Su construcción es circular cubierta por una cúpula de seis puntos de luz. La inauguración tuvo lugar el 5 de abril de 1753.

Ermita de San Gregorio de Ostia

En acta capitular del año 1581, se acordó tomar Patrón y Abogado de los labradores de esta villa a San Gregorio y que se hiciera una capilla a la salida de la población, camino de Córdoba. Esta primitiva ermita estuvo ubicada en lo que es hoy altar mayor del convento de San Diego o Iglesia de los Padres Carmelitas.

La actual ermita se construyó en el siglo XVII, en el camino a Sevilla, nombrándose por primera vez en unas cuentas parroquiales de 1735. Dicha ermita tiene una nave de 12 metros de longitud por 4.4 metros de anchura. Respecto al resto de iglesias y ermitas de la villa, es la más moderna.

Ermita de San Benito

Su situación es próxima a la Gutierra, pasado el arroyo del Cohete, al otro lado del Cerro del Conjuro, zona donde abundaban ruinas de época romana. Erigida en el siglo XIV su interior es un claro ejemplo de la pujanza que el gótico alcanzó en estas tierras. Este ermita es citada por el rey Alfonso XI, a principios del siglo XIV, en su “Libro de Monterías”. Fue centro de población. Su origen está vinculado a la existencia de una antigua aldea situada en la zona conocida como “la gutierra”. Su estilo es gótico en portada y presbiterio. Es de una nave con bóveda de crucería, arco ojival de ladrillo, sobre el que se asienta una cubierta de madera a dos aguas.

Convento de San Diego (Padres Carmelitas)

En la Historia de la Provincia de Ángeles se relata la construcción en 1589, de un convento de frailes franciscanos para atender las necesidades espirituales de los vecinos de Hinjosa del Duque. Esta Comunidad convivió en nuestra villa por espacio de 244 años. Posteriormente, en 1890 se instalaron en su antiguo convento los Padres Carmelitas, quienes introdujeron en él múltiples reformas a través de los años.

Dicho convento recientemente desaparecido era de una grandiosa magnificencia en su construcción. Con amplios corredores grandes aulas y hermosos patios. Fue colegio y seminario durante decenios de años donde se forjaron centenares de hijos de la Comarca y alrededores. Para las generaciones futuras diremos que fue cuna de la cultura, gozando de un gran prestigio y popularidad.

Su iglesia modernamente regia es obra del siglo XVI reconstruyéndose finalizada la Guerra Civil Española 1936/1939.

Ermita del Santo Cristo de las Injurias

Donde está enclavada esta ermita existió siglos antes otra consagrada a Santa Brígida. Su nombre actual es de finales del siglo XVIII. Situada sobre una loma que domina toda la ciudad. El Cristo de las Injurias que en ella se venera es de profunda devoción a todo el pueblo. Su estilo arquitectónico es del neoclásico. De una nave con cinco tramos, cubiertos por bóvedas de cañón. A los pies encontramos el coro. Se hicieron obras de renovación en la década de los cuarenta destacando el delicado respeto por o cambiar elaspecto primitivo.

Ermita de San Bartolomé

Situada en los Almadenes y rodeada de excavaciones mineras antiquísimas. Es la que mejor conserva su aspecto primitivo y de las más antiguas. De una sola nave y cuatro tramos de arcadas sin pilares. Su techumbre de madera, con vigas de sustentación. A la fachada antigua se le agregó un pórtico de arcos rebajados.

A principios del siglo XXI fue restaurada por la “Escuela-Taller Las Ermitas de Hinojosa”.

Recientemente, durante la primavera-verano de 2008, fue lugar del rodaje de algunas escenas de la película “El Libro de las Aguas” (basada en la novela homónima de Alejandro López Andrada, dirigida por Antonio Giménez-Rico).

Ermita-Santuario de la Virgen de La Antigua. Patrona de Hinojosa del Duque

Es uno de los más venerados santuarios. Está enclavada en uno de los más bellos parajes del Valle de los Pedroches. Su edificación primitiva data de los siglos XIII al XIV. Se reconstruyó después de la Guerra Civil Española (1936/1939). De una sola nave como es habitual en este tipo de ermitas. Tiene cuatro tramos separados por arcos. Su cubierta es de bóveda barroca. En lugar de ventanas tiene óculos circulares por donde entra la luz. Posee unos contrafuertes exteriores que corresponden a sus arcos interiores.

Ermita de Santo Domingo

Monumento de un valor histórico extraordinario, situada en la Dehesa de los Palomares, su silueta domina los llanos de Hinojosa del Duque. Fue durante siglos lugar de encuentro de los respectivos Cabildos de los Pueblos del Valle de Los Pedroches, para tratar sobre el reparto de pastos, deslindes y otros asuntos de interés común. Su construcción es de principios del siglo XIV.

Su arquitectura es funcional, de arcos ojivales. Tiene un sencillo artesonado retocado. La puerta del lado del Evangelio, es gótica en su traza, adornada con dintel plano.

[Texto extraído de wikipedia]

Sé el primero en comentar

Deja un comentario